Análisis | Intensa-Mente


¿Un nuevo clásico de Pixar?

intensa-mente_-_la_travesia

Pixar está de regreso. Después de un buen rato de haberse enfocado en sus sagas ya establecidas o de crear propuestas de talla mediana (Brave), el estudio finalmente nos entrega una propuesta fresca -a las que nos tenía acostumbrados- llena de humor y, literalmente, muchas emociones.

Intensa-mente nos adentra a un mundo poco visitado por los grandes largometrajes animados (la mente de una pre-adolescente) y lo hace a través de curiosas figuras que representan distintas emociones y cómo éstas trabajan en todo un universo para reaccionar ante los agentes externos de la persona. En primera instancia, el concepto suena muy atractivo. Desde que vi los avances de la cinta captó mi atención; sin embargo, mi principal pregunta fue ¿cómo esto se puede trasladar a un largometraje de una hora y media? no sabíamos nada de la historia, ¿qué nos va a contar Pixar en está ocasión?

Pues bien, Intensa-mente, como se habrán dado cuenta, gira en torno a las relaciones familiares. De hecho, todas las películas de Pixar abordan este punto desde distintas perspectivas: Toy Story nos habla de la amistad, Valiente trata el tema de la familia desde un punto de vista más adulto, Los Increíbles llegan a tocar el tema del matrimonio, UP nos expresa un contraste entre la inocencia de un niño y la pérdida de un ser querido, etcétera. Intensa-mente ahora nos traslada a una temática similar a la presentada en Toy Story 3: el dejar atrás las cosas y cambiar una nueva etapa.

Intensamente-familia

En la cinta, esto es reforzado por el hecho de que realmente podemos conocer lo que nuestro personaje está pensando. Existe una dualidad entre el mundo real -el físico- y el mundo de los pensamientos, lo imaginario (incluso esto es remarcado por la misma animación, la cual es sumamente realista en la vida de Riley y, por otra parte, el mundo de los pensamientos es claramente caricaturezco). Esto me recordó mucho al trabajo narrativo de Christopher Nolan con Inception, donde también somos espectadores de un mundo real, gobernado por un mundo imaginario, que es el de los sueños. Y es que en la vida real, como vemos en Intensa-mente, las emociones -el mundo del pensamiento- son las que dominan nuestras vidas: reímos, lloramos, nos enojamos, etcétera; lo cual nos presenta de una mejor manera el argumento de la película.

Inception2

Hablando del argumento, éste es bastante simple: Alegría y Tristeza deben regresar al centro de control para tratar de salvar a Riley de sus propias emociones (aunque es bastante debatible saber si todo eso debía pasar por el mismo crecimiento de Riley o si en verdad fue un accidente que estos dos personajes emprendieran este viaje); sin embargo ahí no recae la belleza de esta cinta, sino en su narrativa. La manera en que me transportó de la mente de Riley a sus acciones está muy bien logrado y lo mejor de todo es que no rompe con el ritmo de la película; en todo momento sé dónde está Riley y qué emociones la llevaron a esa acción o pensamiento. Lo más interesante de esto es la relación que se crea entre dos realidades, cómo me traslado de una a otra para que, al final de la película, no vea dos mundos simplemente conectados, sino una sola realidad vista desde dos o más puntos de vista.

4429b17d11abcfcaf84da45c83187178d82af60b

Lo anterior es crucial para mantener el ritmo, el cual puede volverse un poco lento y repetitivo pasando los 20 minutos, ya que comenzamos a descubrir superficialmente a los personajes y en un inicio, podríamos creer que estamos viendo personajes cliché; sin embargo, esto sólo sirve para romper con los mismos en el tercer acto de la película, donde realmente los personajes toman un mayor rol emocional, debido al desarrollo que vimos en el segundo acto.

Siempre he disfrutado analizar los personajes de las películas animadas, ya que son simples y su arco es muy claro; Intensa-mente no es la excepción. Aquí vemos claramente cómo el personaje de Alegría, por ejemplo, pasa de un personaje autoritario y extremadamente feliz sin razón alguna, a un personaje comprensivo que logra entender sus propias emociones y su verdadero rol dentro de ese equipo. Esto es logrado a través de la catarsis que vive junto con Bing Bong, durante su estancia en donde se encuentran las memorias olvidadas; es ahí donde nuestra heroína sufre, recapacita, y el sacrificio de otro personaje (ojo, nuestra heroína aquí ni siquiera es capaz de salvarse a sí misma) le da una segunda oportunidad de redimir sus errores. Por personajes como estos es que no logro comprender cómo otras películas no se esfuerzan por tener un buen desarrollo de personajes, poniendo ni siquiera el argumento, sino simples momentos “que se ven cool”, por encima de éstos.Furia

Esto no significa que no haya momentos inolvidables en Intensa-Mente y sólo tengamos desarrollo de personajes, sino que cada uno de estos momentos se ve sustentado por una determinada evolución del personaje; por ejemplo, cuando Alegría abandona a Tristeza y sale disparada por un ducto, ahí el personaje es guiado por su egoísmo que hemos visto a lo largo de la cinta, pero en su máxima expresión (que por cierto, es muy similar al personaje de Woody en Toy Story); tiempo después, vemos cómo Alegría regresa con una mentalidad distinta para salvar a Tristeza, mediante una secuencia de acción-aventura muy bien lograda y un montaje preciso, que acompaña muy bien a la carga emocional que se está viviendo en la vida de Riley.

Finalmente, y como en toda película de Pixar, podemos ver una fuerte carga emocional en Intensa-Mente. A diferencia de Toy Story, donde el sentimiento puede ser similar y se utiliza el mismo recurso de identificación con los personajes, aquí no sentí que Pixar utilizara las emociones para cubrir otros aspectos deficientes o simplemente como fan service para aquellos que crecimos con la saga. En Intensa-Mente, sus creadores y guionistas se esforzaron realmente por presentarnos personajes nuevos, con los que nos pudiéramos identificar en los primeros 3 minutos de la película y, a partir de ahí, construyeron un arco narrativo que permite que estos personajes nos importen. Es aquí donde Pixar demuestra su pasión por la psique humana y ya no apela sólo a la dualidad entre el mundo mental y el mundo “real”, sino que va más allá e incluye nuestra realidad a la película, apela a la vida misma del espectador. Me explico: tú no ves simples recuerdos de Riley, lo que ves en tu mente son tus recuerdos; y generar eso en cualquier contenido audiovisual es de las cosas más importantes; tu mismo agregas contenido a la película.Riley

Pixar, como siempre lo ha hecho, no hace películas para niños, sino largometrajes animados para adultos que también pueden ser disfrutados por los más chicos. Intensa-Mente es una película muy interesante; es y no es al mismo tiempo una película típica de Pixar y eso me alegra y emociona para seguir viendo más cosas del estudio y sobre todo de esta nueva saga. Para este momento debo admitir lo siguiente: no hay mejor forma para crecer que al lado de una película de Pixar.

Anuncios

2 Respuestas a “Análisis | Intensa-Mente

    • Gracias, sin duda existen algunas fallas (sobre todo si hablamos en términos del argumento); sin embargo, me gustaría saber cuáles son los errores de los que hablas, ya que en ningún momento siento que éstos afecten demasiado a la película.

¡Espera! ¡No te vayas sin haber comentado!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s