Reseña | Pacific Rim: una carta de amor a las creaciones japonesas


20130718-202938.jpg
Titanes del Pacífico es un ‘blockbuster’ de desastre, con efectos especiales por todos lados y acción desmedida; mostrándonos batallas sumamente épicas y estrepitosas que opacan por completo a cada uno de los personajes mostrados en la cinta, convirtiéndose, de esta forma, en una absurda superproducción de efectos visuales.

Pero ¿saben qué? No está nada mal…

Una vez más, Guillermo del Toro nos muestra que no hay mejor persona que él para recrear a los más originales y temibles monstruos en la pantalla grande, y es que la película gira en torno a estas criaturas denominadas ‘Kaiju’, las cuales son originarias de otra dimensión y que tienen como misión destruir a la raza humana.

Prácticamente la cinta no se enfoca en explicar cómo es que todo ocurrió, simplemente los Kaijus llegaron a destruir la tierra a través de una brecha dimensional en el Océano Pacífico y tiempo después ya hay robots gigantes luchando contra ellos. Desde entonces, el mundo está en guerra.

Para combatir la inminente amenaza, fueron creados los llamados Jaegers, poderosas máquinas con capacidades de un traje gigante de Iron Man, que son controlados por dos pilotos que unen su mente para crear una sola consciencia y poder manipularlo gracias a un enlace mental con el robot (¿alguien dijo Evangelion?).
20130718-203337.jpg
Desde ahora les advierto, sí esperaban ver una cinta similar a ‘El laberinto del Fauno’ o ‘Hellboy’, se equivocaron de película. Titanes del Pacifico no fue creada con la intención de trasladarnos a una profunda historia de ciencia ficción, sino traernos un par de horas de buen entretenimiento.

Es por eso que nos encontramos con muchas incoherencias dentro de la trama, tales como los indestructibles Jaegers ante caídas monumentales o el hecho de que en 15 años los científicos no han descubierto casi nada de los Kaijus. Eso sin mencionar que bastaron sólo 10 segundos para que el encargado del proyecto Jaeger convenciera al héroe de la historia (un joven traumado con su pasado) a regresar al proyecto. Cosas como estas hacen que la historia se vea poco creíble y pierda sustento argumental. Es cierto que estamos frente a una película de ciencia ficción, pero hasta para ser eso, abusa de ciertos elementos.

Del Toro siempre se ha caracterizado por su impresionante imaginación al escribir historias originales. Sin embargo, parece ser que en Titanes del Pacífico dicha imaginación fue utilizada solamente en la creación de los Kaijus, ya que no vimos nada de ésa imaginación en los diálogos. Claramente éstos fueron hechos para que los actores los gritaran durante las batallas…supongo que decirlos de esta forma hace que suenen menos ridículos. Esto, aunado a las actuaciones un tanto mediocres, hacen que desees que los Jaegers y Kaijus ocupen siempre el primer plano.

Para colmo, Pacific Rim tampoco es una cinta visualmente rica como los últimos proyectos de Del Toro. Los escenarios de batalla se vuelven monótonos y el tono oscuro de la película hace que no se puedan apreciar en su plenitud los épicos enfrentamientos. No me mal interpreten, los efectos visuales son de lo mejor que hemos visto por parte de Industrial Light & Magic, pero los escenarios no fueron óptimos para apreciar en todos los sentidos ése trabajo bien realizado.
20130718-203524.jpg
Sin embargo, uno de los grandes aciertos de la cinta es que se desprende de la típica historia donde una sola nación es la vencedora. Si algo bien hizo Del Toro es mostrarnos a una verdadera raza humana en peligro y resaltar el sentido humanista de los personajes. Esto podría parecer un simple detalle, pero de hecho hace toda la diferencia, al grado de que mantiene la historia en un grado aceptable y suficiente para que la historia se pueda sustentar.

La cinta también es un claro homenaje a las grandes creaciones japonesas, así que aquellos que disfrutan de ese tipo de obras encontrarán en Pacific Rim la tan anhelada producción que se merecen mechas como Mazinger Z o Evangelion. El caso es que la afición de Del Toro por estas creaciones se ve claramente reflejada en Titanes del Pacífico y al final es un buen tributo a las producciones de origen nipon.

Pacific Rim podrá carecer de muchos aspectos en su historia y en las actuaciones, pero sigue siendo uno de los mejores expositores de lo que una película de acción y ciencia ficción debe ser: entretenimiento.

Con esto, Guillermo del Toro nos muestra que tiene lo suficiente para hacer un blockbuster y al mismo tiempo mantener un toque único dentro de sus obras. Pacific Rim es tan sólo su primer capricho dentro del cine comercial y una anhelada carta de amor a las creaciones japonesas.

Calificación: 7+

Anuncios

¡Espera! ¡No te vayas sin haber comentado!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s