Xbox One: Cuando los juegos se enfrentan a la economía del usuario


20130613-141243.jpg
Dicen que ya no existen hechos nuevos en la historia de la humanidad, sino que más bien es un ciclo que va repitiendo los mismos una y otra vez; el ser humano rara vez se acuerda de lo que hubo en su pasado y cree que por hacerlo de nuevo, el resultado puede ser diferente. No sé ustedes, pero a mi esto me suena muy lógico, considerando algunos eventos que han ocurrido.

Recuerdo con gran frustración aquel año 2006, cuando cierta compañía de videojuegos presentó su consola que prometía ser el primer y único centro de entretenimiento. Todo parecía demasiado bueno para ser verdad; tenía gran capacidad de almacenamiento, reproductor de películas, gráficas impresionantes, juegos prometedores y el apoyo de las desarrolladoras. Sin embargo, la consola también tenía dos grandes problemas: el pobre catálogo inicial y el precio.

Pues bueno, siete años después, Microsoft decide lanzar su nuevo Xbox One. Una consola que promete ofrecer todo tu entretenimiento en la pantalla de tu televisor.

El día de hoy, fuimos testigos del futuro que tomará Xbox. La compañia dedicó su conferencia única y exclusivamente a videojuegos y mostró algunas propuestas bastante interesantes (Below, Ryse, Halo). Honestamente, no esperaba una presentación con tantos juegos, aunque tampoco se habló de los juegos que saldrán en las primeras semanas de vida de la consola, así que aún no hay un catálogo confirmado.

¿Qué quiero decir con todo esto? Simplemente que Microsoft reveló una propuesta muy interesante, con un catálogo decente de videojuegos; pero, todo esto, aunado a un precio bastante alto y a la incertidumbre que cubre a los juegos de segunda mano, podría significar que Xbox One no resulte un completo éxito, como lo espera Microsoft.

En los primeros párrafos puse de ejemplo a la conferencia del PS3 porque creo que sucederá algo muy similar con Xbox One. Sé que comparar ambas consolas no es lo más recomendable, pero lo haré simplemente para evidenciar el gran parecido que tienen ambas estrategias de negocio.

Creo firmemente que el Xbox One llegará a ser un éxito en algún momento. Sin embargo, no creo que su éxito sea instantáneo. Al igual que lo señala el título de la nota, me parece que el principal problema de la consola es el dinero. Por ahora, dejemos a un lado el hecho de que la consola costará 500 dólares -8499 pesos en México- (lo cual ya me parece un error); el hecho de que cobren por cada servicio y por cada movimiento que queramos hacer con nuestros propios juegos, es algo que podría dejar a muchos usuarios sin un Xbox One…por ahora.

Ahora, estamos acostumbrados a quejarnos de los precios de cualquier producto, pero si tomamos en cuenta los precios del PS3 en su época y el de Xbox One, creo que quejarse es una acción bastante justificada (más si vives en Latinoamérica). A mi parecer, Sony ya nos demostró que lanzar una consola a 500 dólares no es lo más recomendable para tener buenas ventas.

Así que por ahora las cosas están así: Tenemos a la puerta una gran consola con mucho potencial, un catálogo de juegos interesante y servicios un tanto inútiles, pero con un costo que a muchos les parecerá excesivo y con normas que a más de uno le molestarán. Por el momento, la gran incógnita es sí juegos como Titanfall o el nuevo Halo lograrán vender una consola de 500 dólares. Pero eso ya será algo de lo que hablaremos en otro artículo.

Anuncios

¡Espera! ¡No te vayas sin haber comentado!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s